La Alemania del “Kaiser”, la Alemania de Beckenbauer

La selección alemana es reconocida por su potencial, como por sus títulos. Hoy, tiene en su palmarés cuatro torneos mundiales y tres eurocopas, unos números que poquísimos equipos nacionales pueden igualar. Mas si hay una temporada por la que se recuerda a Alemania es por su actuación a lo largo de la primera mitad de la década de los 70, cuyo primordial protagonista se halla en la mejor alineación de la historia. Beckenbauer marcó una temporada, si bien sus compañeros tampoco se quedaron atrás, formando un equipo con el que el Kaiser se levantó con una Eurocopa y un Mundial.


Contenidos:

La Eurocopa del 72En el Mundial del 74La Eurocopa del 76
La Eurocopa del 72
En la defensa de la Alemania del 72, a Frank Beckenbauer le concedieron libertad total, igual que a sus compañeros. No dejó pasar la ocasión y retrasó un tanto su situación, creando la figura del líbero, defensor y atacante al unísono. Al lado de Gunter Netzer formaron un conjunto perfecto, que apoyó al resto del equipo y le valió el título de la Eurocopa.

La Alemania del Kaiser tenía todos y cada uno de los puestos ocupados por especialistas. Además de esto, daba la sensación de que ni tan siquiera se debían mirar para saber lo que cada uno de ellos estaba aguardando. Funcionaban prácticamente como no solo, llevando la calificación de equipo a un nivel que no y también había visto hasta esos instantes.
ESTO TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE:¿Cuál ha sido el mejor equipo del planeta?En el Mundial del 74
Un par de años después, el compañero de Beckenbauer en la defensa no fue exactamente el mismo que en el 72, si bien el equipo prosiguió marchando precisamente igualmente bien. Como anfitriones, los alemanes sabían que tenían la obligación de ganar, más todavía tras haberse hecho con la Eurocopa. La afición deseaba ver a su selección cogiendo la Copa del Planeta en casa. Y vaya si lo consiguieron.
Los partidos se fueron ganando hasta llegar a la final, donde aguardaba de los mejores equipos de todos y cada uno de los tiempos. Un contrincante digno de llevarse el título igual que los del Kaiser. Se debieron enfrentar ni más ni menos que contra la Naranja Mecánica de Cruyff. El futbol total fascinaba al mundo entero, aparte de meter el temor en el cuerpo a los apasionados adelantándose en el marcador con un tanto de penalti.

Mas el Kaiser no se dio por vencido, y lideró a su equipo para llevarles a ganar por 1 a dos. El resultado le sirvió para levantar la Copa en su casa, si bien no para ser declarado el mejor jugador del campeonato, que le fue concedido a Johan Cruyff. Exactamente el mismo Beckenbauer reconoció en ciertas ocasiones que su contrincante fue el más influyente de su temporada, “aunque soy vencedor del mundo”, apuntillaba.
ESTO TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE:Evolución en la historia de las equipaciones de fútbolLa Eurocopa del 76
Con la vitola de vencedor, la Eurocopa del 76 tenia un claro contrincante a batir: Alemania. Y todo apuntaba a que se iba a reiterar el resultado del 72 hasta el momento en que Panenka decantó la balanza a favor de Checoslovaquia son su renombrado tiro de penalti, que recibe su nombre.
Todavía de esta forma, esta selección es una de las más recordadas de la historia. ¡De qué forma me habría agradado verlos jugando al futbol burbuja!


COMPARTIDOSFacebookTwitter

Entradas similares

Cerrado

No se permiten nuevos comentarios