Las cinco ocasiones de tanto falladas más absurdas

Hay instantes en los que al jugar en nuestros campos de bubble football, justo cuando chutarás a puerta, no sabes realmente bien lo que ha pasado mas te hallas rodando por el suelo, tal y como si la pelota fueses . Claro, en un caso así hay disculpa por el hecho de que llevas una burbuja a tu alrededor, que hace las veces de protección mas asimismo complica el movimiento.
Los que no semejan tener ninguna justificación son los que fallaron estas cinco ocasiones de tanto que te comentaremos el día de hoy. Todas y cada una son reales, si bien los jugadores seguro que habrían preferido que se tratase de una pura pesadilla y que absolutamente nadie los hubiese visto hacer un absurdo tan grande.


Contenidos:

El penalti “clavao”De camino por el áreaGolpear el travesaño, la meta más complicadoEl jugador número 12Los grandes asimismo fallan
El penalti “clavao”
Sucedió en un partido de liga árabe. El árbitro pita la pena máxima. La grada queda en silencio mientras que el tirador y el portero se preparan. El encargado de lanzar el penalti comienza a coger carrerilla, levanta la pierna y al bajarla en vez de darle un zapatazo al balón clava la bota en el césped. El pie rebota y golpea por último el esférico, que se aproxima dócilmente hasta las manos del portero, que informa a sus compañeros de que no precisa ayuda para parar el tanto.
ESTO TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE:¿Cuál es el origen del futbol?De camino por el área
En un caso así la situación se dio en un partido de clasificación, entre las escojas de Qatar y Uzbekistán. El delantero qatarí brinca delante del portero, que no logra coger el balón y deja la portería a la merced de las botas del jugador contrincante. Este se hace un auto-pase, corre y cuando está justo en el centro del área pequeña tira.

La pelota prosigue el camino del jugador y se da contra el poste, saliendo despedida al campo de juego, donde los defensas uzbekos lo recobran y se lanzan al contragolpe. Una vuelta por los aledaños de la portería que solo puso un pellizco de tensión. Una tensión que seguro que pasó a ser alivio para los defensores y frustración para el equipo de Qatar.
Pegar el travesaño, la meta más difícil
En la Copa Libertadores están las mejores estrellas del futbol que milita en América. Ciertos mejores delanteros del planeta están allá. Y semeja que uno de ellos, agotado de marcar tantos, deseó hacer el más bastante difícil aún y se atrevió a hacer algo que muy raras veces se ha visto.
Se quedó frente al portero, lo dejó sentado en el suelo y en frente de la portería vacía vio claro lo que debía hacer. Conque ni corto ni perezoso clavó el pie en el balón para elevarlo y pegar justo el centro del larguero desde la parte inferior. El esférico salió escupido de forma automática al campo de juego nuevamente. ¿Para qué exactamente hacer lo más simple, que es marcar el tanto cuando se está a puerta vacía, si puedes quedar en absurdo con una jugada que se recordará toda la vida? Eso es lo que debió meditar el delantero mientras que observaba estupefacto el movimiento del esférico.
ESTO TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE:La “Naranja mecánica” la selección de Holanda de 1974El jugador número 12
Eso es lo que debió pensar que era el delantero que se encaró al Levante. Por el hecho de que si no no se halla una explicación a lo que hizo. Aun el propio jugador se lo debe consultar toda vez que lo recuerda.
Tras infiltrarse en la zaga levantina, un compañero lo vio desmarcado justo en la línea de portería. Lanzó el balón, describiendo una parábola perfecta hasta el pie del jugador, que como agradecimiento golpeó con el empeine y lo sacó del campo por la línea de fondo. Saque de puerta para el Levante, cuyo ademán seguro que los apasionados no vacilaron en dar las gracias.
Los grandes asimismo fallan
Segur que es lo que le repitieron una y otra vez a Fernando Torres cuando, jugando con el Chelsea, protagonizó uno de los tantos frustrados más absurdos de toda la Premier League y probablemente del planeta.

El portero no pudo hacer nada cuando Torres se fue por velocidad, lo que le dejó a puerta vacía a fin de que golpeara el balón y marcase a placer. El inconveniente es que debió llenarse de portería, por el hecho de que al final le dio de tal modo que al final la pelota se fue por la línea de fondo sin tocar siquiera el poste. Sus compañeros no podían creérselo. Tampoco podía hacerlo ni ninguno de sus contrincantes.
ESTO TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE:Evolución en la historia de las equipaciones de fútbolAfortunadamente, estos fallos se quedan en puras anécdotas, y pasado un tiempo prácticamente ni se recuerdan, salvo en ciertos programas de T.V. de vídeos jocosos. De lo que sí podemos estar seguros es de que, allí donde organices tu partido de bubble football (la capital española, Barna, Sevilla, Bilbao…), todo el planeta que participe se va a acordar. Quizá no se vean jugadas tan espectaculares ni fallos garrafales como los que hemos repasado el día de hoy, mas tanto como tus acompañantes os vais a entretener de lo bonito.


COMPARTIDOSFacebookTwitter

Entradas similares

Cerrado

No se permiten nuevos comentarios